Inicio arrow Revista Culturas arrow Toledo, las tres culturas
Menú Principal
Inicio
Información
Actividades
Programa TV
Talleres
Contacto
Revista Culturas
Archivos
Videos
Galerías
Instantáneas
CD Faros
Libro de visitas
Blog
Correo Web
Iniciar Sesión
Galerías de Imágenes
Feria del Inmigrante 2004

click para ampliar...
Otras galerías...
Encuesta
¿Por qué crees que se discrimina?

Instantáneas
Foro Acción Humanista del Perú (Peru, Junio 2004)
Por otra parte, un coordinador de Perú organizó el "Foro Acción Humanista del Perú", realizado en Lima ,donde con-tamos con la participación de Dirigentes de diferentes etnias de la Cuenca del Amazonas (la actividad se desarrollo en su local en Lima,
Leer más...


 
Toledo, las tres culturas PDF Imprimir Correo electrónico
domingo, 05 diciembre 2004
ImageDurante la Edad Media, momento en que Europa entera, estaba sumida en tinieblas; la ciudad de Toledo fue el centro de interconexión entre tres culturas: la europea cristiana, la árabe y la judía. Tres culturas que convivieron, intercambiaron y permitieron por ej.: el retorno de Aristóteles y Platón a Europa, pues Europa conoció a estos a través de los árabes. Fue en la escuela de traductores de Toledo donde textos de diferentes culturas eran traducidas a otras lenguas con un flujo importante de textos Griegos y Orientales hacia Occidente. Toledo fue el centro desde donde se irradio, en aquella época era una especie de acelerador de partículas y a Toledo llegaban de toda Europa buscando materiales.

Es de resaltar como en aquella época (siglo XIV y XV) se produce ese fenómeno de convivencia y tolerancia entre culturas y religiones tan distintas. Es necesario recordar el altísimo grado de analfabetismo de la época y la falta de información.

Los árabes habían irrumpido en España en el 711 y al siglo de instalarse ya permitieron a los judíos desarrollar su propia religión y sus propias leyes.

Los judíos permanecieron desde la época de los faraones a pesar de las persecuciones (mas de 7 siglos). Se pueden destacar como un fenómeno cultural muy complejo, que además abarca a diferentes etnias que se han ido incorporando. Un aspecto a resaltar es el hecho que tuvieran El Libro (El Tora) sobre el que giran un montón de actividades: tener que aprenderlo, memorizarlo, discutirlo, debatirlo, estudiarlo, verlo desde todos los puntos de vistas y tener que dedicarse cada creyente con frecuencia e intensidad a este trabajo, le hacia poner a funcionar la cabeza de una manera especial. Tienen diferentes consecuencias poner como habito religioso el estudio de un libro que echar humo a las nubes. Este entrenamiento les capacita además para ser eficaces en otro tipo de temas fuera de la cuestión religiosa.

Este valor permitió a los judíos convertirse en catalizadores de procesos culturales. Con posterioridad, cuando son expulsados, pudieron difundir por toda Europa esta particularidad, catalizando procesos culturales orientándolos hacia la tecnología y el conocimiento.

Como punto adicional se puede destacar que los gitanos también peregrinaron desde su india original y que tuvieron un centro importante en Egipto (de allí su nombre) también fueron perseguidos y masacrados, pero no realizaron una función cultural similar al tener valores diferentes.

Volviendo a Toledo, aquí hay que aclarar un tema importante: el proceso histórico tiene pautas inevitables, es decir, una mecánica que en ese momento era de apertura, descubrimientos, etc. Sobre ella no se puede influir o hacer nada. Pero la dirección y el signo de esos acontecimientos, si entran en el campo de la decisión humana.

Era inevitable que Europa se volcase hacia nuevos horizontes, o dicho de otra forma, era inevitable el descubrimiento de América por la acumulación de tecnología y conocimiento, ya que hacia muy poco, Marco Polo había regresado de oriente por ejemplo. Pero existe un error de interpretación histórico, al asociar la unificación, con posterior desarrollo y expansión española por todo el mundo. Por el contrario, el proceso venia de antes, lo que efectivamente cambio, fue la actitud frente a las otras culturas y definió el estilo caracterizado por ELIMINAR LO DIFERENTE con el que también se opero en América. Cuando se inicia la persecución y la expulsión, es clara la tendencia de la iglesia de aplastar especialmente el núcleo central de la tolerancia, que en ese momento era Toledo: cierra la escuela de traductores e intentaron borrar la memoria de lo sucedido, colocando en las mezquitas y sinagogas su propia gente. Fue un claro intento de “sacar memoria” que se repite posteriormente en América.

Podemos ver que existiendo una dirección general que llevaría al descubrimiento de América, en ese momento se tuvo la libertad de definir el signo de los acontecimientos. Si en lugar de aplastar culturas se hubiese valorado el intercambio fructífero de Toledo, y posteriormente se hubiese descubierto América, quizás todo el signo de los acontecimientos americanos hubiese cambiado.

Ultima actualización ( miércoles, 08 diciembre 2004 )
 
Centro de las Culturas - Lavalle 1330 1° 3 - Buenos Aires - (011) 4372-7603 - info@centrodelasculturas.org.ar